Volvemos… Volvemos a WordPress. Y es que soy muy pesado.
Volvemos porque no puedo estar sin blog, sin intentarlo una vez más. Y vuelvo a WordPress, de dónde nunca debí salir y del que me arrepentí durante bastante tiempo.
Estaba harto de Blogger, de sus manías, de sus «cosas». El editor de post es horrible. No entiendo como hay blogs tan buenos, con tanto contenido, tan bien ordenado, dentro de la plataforma de Google. Y no es que sea malo, pero es que soy muy cabezón.

La idea principal, es, porque sigue siendo, autoalojarme el blog con mi Raspberry 3b+ aburrida, pero mi conocimiento es muy limitado. Hay mil tutoriales en apariencia iguales, con el mismo propósito, pero distintas funciones. Probé con 4-5 y ninguno resultó o estaba incompleto.

He intentado crearme un blog estático, con Jekyll y Github. Conseguí instalarlo, pero configurarlo mínimamente es demasiado, de nuevo, para mis conocimientos y lanzarme a aprender me es complicado.

Valoré volver a WP.com, de dónde salí en pos de más libertad. Siendo sincero, WP.com es una gran plataforma, pero muy limiitada. Es tener un WordPress, preocupándote sólo del contenido. Eso es muy interesante, pero su precio, a mi juicio, es abusivo.

Me encontré una publicidad de OVH, hosting con buen precio y prestaciones, así que me lancé. Es más trabajo, pero una libertad total. Rescataré ciertos artículos anteriores de mi cuenta de WP.com, que a su vez había actualizado con los de Blogger. Y aquí estamos. Veremos lo que duramos.

La idea es la de siempre, centrarme en hacer más que leer y estar en Twitter o Mastodon o Telegram. Se aprende, pero te entretiene más que nada. Soy una persona que se va por los laureles.
A ver si consigo darle un impulso, jugar, tutoriales, vídeos….